VIDA VEGANA, CHARLA CON KATRIN

En un post previo ya hablé sobre diferentes tipos de hábitos de alimentación y como denominarlos pero sin extenderme mucho en detalles. Hoy con la excusa de llevar un mes viviendo y observando a mi amiga Katrin, que es vegana, me gustaría ahondar un poco mas en el tema del veganismo. Ayer por la tarde nos sentamos juntas y charlamos un rato sobre lo que mas de uno nos preguntamos y me resultó tan interesante que tenía que compartirlo en The Conscious Life.
Para poneros un poco en situación, Katrin es de origen alemán pero lleva una temporadita viviendo en España, además es compañera de profesión por lo que cuidarse y mantener la línea forma parte de su vida diaria. Desde que compartimos apartamento se me hace la boca agua cada vez que cocina y al principio me llamaba la atención ver las enormes porciones que comía sin subir ni un gramo de peso, además de tener un cuerpo perfecto, a mi parecer, casi sin esfuerzo. Aquí os dejo la información que he recopilado para que todas podáis estar tan estupendas como ella.
-Katrin ¿por qué decidiste cambiar tu alimentación y comenzar a ser vegana?
Como modelo siempre estuve pendiente de estar en forma y no subir de peso pero igualmente disfrutaba con la comida. Cansada de tanta dieta restrictiva decidí buscar una forma de alimentación que me permitiera comer en abundancia sin preocuparme por la cantidad de calorías ingeridas. Comencé a ver videos en Youtube sobre alimentación basada en la no ingesta de animales (plant-based) que permitía comer gran cantidad de hidratos de carbono y vegetales (por supuesto), a la vez de saciarme sin subir de peso, además de aportar mi granito a nuestro planeta.
De un día para otro comencé a seguir estos hábitos, al principio con un poco de “miedo” a lo nuevo, pero rápidamente comencé a sentir un aumento de energía, perdí peso sin casi darme cuenta, a la vez de reducir la retención de líquidos y no tener picos de hambre por azúcares durante el día.
Fascinada por los resultados decidí leer mas sobre el tema y me di cuenta de algo que más o menos todos empezamos a ser conscientes, el gran impacto de la industria cárnica sobre el planeta y su contribución al calentamiento global, lo que me motivó aún más para seguir adelante con mi faceta de vegana.
-¿ Cuál era tu alimentación previa al veganismo?
No comía casi los “temidos hidratos de carbono” tan solo me hinchaba a vegetales, lo cuál me hacía sentirme insatisfecha durante el día y tener ataques de hambre durante la jornada. También comía mucha proteína, huevos mayoritariamente por la facilidad de preparación , consecuentemente me sentía cansada y sin energía. Además tenía una anemia muy acusada que me hacía sentir aún un poco peor.
-¿ Bajo tu opinión personal qué es ser vegana y cómo ha afectado a tu vida diaria en cuestión de hábitos?
Empecé, como ya he dicho, por salud y acabó convirtiéndose en un estilo de vida basado en la consciencia por el medio ambiente y la condición animal.
En cuanto a hábitos, he dejado de hacer la gran compra en el super y voy mucho a la frutería para abastecerme con una buena de cantidad de frutas y verduras para cocinar. En casa siempre tengo cosas básicas para poder preparar algo rápido en caso de no tener mucho tiempo, como legumbres, pasta y/o arroz o tomate natural enlatado.
Por supuesto he descubierto nuevas recetas para poder jugar un poco y no caer en la rutina y aburrimiento, además de nuevos restaurantes basados en la alimentación vegetariana/vegana. Por otra parte, como he convertido esta filosofía en mi pasión también me gusta hacer cenas en casa con mis amigos para poder compartir esta faceta con ellos y descubrirles nuevas maneras de disfrutar la comida vegana. Todos muestran siempre mucho interés y es una inspiración para ellos esta filosofía de vida.
-La típica pregunta que todos nos hacemos e imagino que estarás harta de escuchar ¿y de dónde sacas las proteínas?
La preocupación por la proteína viene de la industria cárnica y las multinacionales que nos lo han metido en la cabeza pero si hacemos un research rápido nos daremos cuenta que la cantidad de proteína que un ser humano adulto necesita diariamente es de 0,83g/kg, es decir, si mi peso es de 60kg necesitaré unos 5g al día de proteína aprox, esta cantidad es algo que puedo conseguir fácilmente de alimentos como el arroz, las legumbres tipo lentejas, garbanzos… con tan solo un puñado al día. Alimentos como la quinoa, la avena, las espinacas y los frutos secos también son una fuente de aporte proteico.
Por otra parte lograr una “proteína completa” (aminoácidos esenciales) similares a la carne es posible combinando legumbres y cereales. Es decir, cocinando un plato con base de arroz y lentejas crearemos una “proteína completa” que puede igualar e incluso superar la calidad de la carne, porque aporta mas fibra, vitaminas y minerales. Además ¿cuándo se ha muerto alguien por “falta de proteína”?
Otra de las grandes cuestiones que la gente me plantea es como consumes calcio sino tomas lácteos. Hay una gran cantidad de alimentos que contienen mucho mas calcio y de mas fácil absorción que los lácteos como el brócoli o las almendras.
-¿ Cómo te sientes física y mentalmente?
Tengo mucha más energía que antes, me siento más alegre y activa y sobre todo mucho mas ligera.
Hago mucho más deporte que antes, pues me encanta el running y el yoga, lo cuál me permite estar en forma casi sin esfuerzo. (Al tener más energía tengo más ganas de hacer deporte)
Es cierto que muchos vegetarianos/veganos e incluso gente que come “normal” tienen déficit de B12 (origen animal) pero hay suplementos que te pueden ayudar a suplir esta falta sin necesidad de acudir a un pedazo de carne roja.
-¿Cómo afrontas los eventos sociales?
Cuando trabajo intento prepararme la comida el día previo y llevarla conmigo por si acaso no hay opciones.
A la hora de salir a comer/cenar por ahí consulto las carta del restaurante previamente y casi siempre suelo encontrar alguna opción que se amolde. Si voy a casa de mis amigos, la mayoría ya saben que no como productos animales y siempre plantean opciones para mi.
Por supuesto en algunas ocasiones hago excepciones, es importante que mi vida social no se vea afectada por mi forma de comer y me encanta probar cosas nuevas, por eso a veces en estas situaciones pruebo un poco de pescado o marisco incluso algún queso o dulce. Creo que la clave esta en mantener un equilibrio sano sin ser demasiado estricto.
-¿Podrías darnos algunos consejillos para poder poner en practica la vida vegana?
Como ya me comentado previamente yo comencé este cambio para poder mantenerme en forma sin dejar de comer por lo que como muy bajo en grasa y alto en hidratos de carbono para el aporte de energía. Por otra parte los vegetarianas/veganos tienen que comer mas y mas veces al día para satisfacer el hambre, yo como muchísima fruta y verdura que no contiene tantas calorías, de modo que si cambias tus hábitos no tengas miedo de comer cada vez que tengas hambre y pierde el miedo a los hidratos de carbono porque serán tu fuente de energía para afrontar el día.
Para lograr unos platos mas sabrosos juego mucho con las especias y también preparar vinagretas para enriquecer las ensaladas, y te consejo que pruebes nuevas maneras de cocinar como el vapor, el horno o el grill para no caer en la rutina de la “típica aburrida ensalada”.
Creo que la información que me ha dado hoy Katrin acerca de este tema es tremendamente útil e interesante y que realmente llevar una dieta vegana esta al alcance de todos con, por supuesto, algunos ligeros matices. Bajo mi punto de vista el problema que se nos crea principalmente es que la idea de incluir carne a nuestra comidas esta tan arraigada que es difícil descartarla pero creo que poco a poco todos podríamos amoldarnos a una alimentación vegana sin sufrir déficits y combinarlo con una vida normal. Como bien ha matizado Katrin la clave esta en el equilibrio y si bien es difícil dejar un hábito completamente, reducir el consumo de productos animales e incluir más vegetales, frutas y frutos secos, cereales y legumbres a nuestra dieta sería una buena alternativa tanto por nuestra salud y bienestar como por el ecosistema y la condición animal.
AMANDA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *